woman in black blazer using macbook pro
Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

Día de la mujer, ellas en el campo tecnológico

Día Internacional de la Mujer 2022: ¿Lideran las mujeres la revolución tecnológica?
Por Anthony Etien, GlobalSign’s Marketing Manager para Francia, Belgica y Luxemburgo
Actualmente, la inclusión social y la igualdad son dos temas importantes en nuestra sociedad. Por ejemplo, en muchos sectores empresariales la presencia masculina sigue siendo predominante y pueden incluso dar la impresión de estar completamente cerrados a las mujeres, al menos aquí en Europa. El sector tecnológico es uno de ellos.  Por ello, queremos aprovechar el Día Internacional de la Mujer para dibujar un retrato de las mujeres en el sector tecnológico (concretamente en el ámbito de la ciberseguridad) y dar a conocer varios proyectos que animan a las mujeres a acceder a este sector.  


¿Está el sector tecnológico más orientado a las mujeres de lo que parece? No.

Veintitrés por ciento. Según Deloitte, este era el porcentaje de mujeres con presencia en el sector tecnológico en 2020. Se trata claramente de una cifra que está muy lejos de representar la mayoría, ya que ni siquiera se aproxima a la paridad. Resulta interesante preguntarse por qué esta proporción es tan baja cuando, como sostiene Isabelle Collet, científica informática e investigadora docente de la Universidad de Ginebra, en su libro publicado en 2019 «Les oubliées du numérique» (Mujeres: las olvidadas del mundo digital), en la década de los ochenta, el 40% de los licenciados en Ciencias Informáticas eran mujeres en Europa y EE. UU. Pese a ello, el porcentaje de mujeres en el sector digital ronda escasamente el 25% en la actualidad, algo que resulta difícil de entender. Lo cierto es que la historia está repleta de mujeres que han inventado o trabajado en avances tecnológicos que ahora forman parte de nuestra vida cotidiana.  

¿Sabía que el primer ordenador moderno inventado en 1940 por Alan Turing estaba basado en el trabajo de Ada Lovelace, considerada la primera programadora informática del mundo? ¿Qué diría si le dijéramos que la estrella del cine de las décadas cuarenta y cincuenta Hedy Lamarr fue también una brillante científica? Su trabajo, considerado un «sistema de comunicaciones secretas» fue patentado en 1942 y sirvió de inspiración para la invención del WiFi, el GPS y Bluetooth. 

Desde entonces, han sido muchas las mujeres  que han triunfado en el sector tecnológico revolucionando la apariencia de nuestro mundo moderno.  

Cada vez son más las mujeres que sienten la llamada del sector tecnológico, a pesar de que solo el 3% afirma que esta era su primera opción. Esto podría deberse a la falta de información por parte de los agentes de RR. HH. o, simplemente, responder a una oportunidad de cambiar a un trabajo que resulta atractivo. El ejemplo de nuestra colega, Sanne Spiessens, gerente del Servicio de Inspección de GlobalSign en EE. UU., ilustra el grado de desconocimiento que incluso los agentes de RR. HH. tienen en relación con algunos aspectos de la profesión:

«Un día, recibí una llamada telefónica de una agencia de colocación para ofrecerme un puesto como responsable de seguridad. Por aquel entonces, la mayoría de la gente, incluida yo misma, sabía más o menos en qué consistía el trabajo, y esto fue exactamente lo que me explicó el agente. Me comentó: «Sé que puede sonar confuso y que hay poca gente con experiencia en este ámbito, pero creemos que serías una buena candidata.” Después de trabajar varios años en laboratorios de microbiología, el cambio me pareció muy atractivo».    

Esta facilidad para cambiar el rumbo de sus carreras profesionales podría ser la razón por la cual este sector parece estar cada vez más abierto a las mujeres. 


El futuro del sector tiene nombre de mujer:

Como hemos visto, aunque las mujeres forman parte de la fuerza laboral desde siempre, la realidad es que su proporción en ella ha caído notablemente. La década de los noventa es una coyuntura clave que explica este descenso y, según Isabelle Collet, la fiebre de la informática y su crecimiento exponencial supusieron un gran problema para las empresas. La consecuencia fue que, mientras que este sector pasó a resultar más atractivo para los hombres, las mujeres perdieron el interés por la informática, que se convirtió en un objeto de poder para sus colegas masculinos. A esta situación se sumó el auge de los ordenadores personales, cuyas ventas iban a menudo dirigidas exclusivamente a padres e hijos, como este anuncio del ordenador Apple II de 1985. La cultura popular de los ochenta y los noventa también acentuó esta realidad y películas como La mujer explosiva, o Juegos de guerra idealizaron la imagen del chico friki que salva al mundo y se queda con la chica porque es un genio de la tecnología.  

Pese a ello, parece que actualmente el sector tecnológico está acabando con esta brecha de género. El estudio Global de Deloitte también revela que las diferencias de género van reduciéndose poco a poco y se prevé que el 25% de los profesionales del sector sean mujeres antes del final de este mismo año. 

Además, el informe estima que una media de casi el 33% de las plantillas de las principales empresas tecnológicas estará compuesta por mujeres antes del final del año, dato que supone un incremento del 2% con respecto a las cifras de 2019 (Figura 1). 

El número de mujeres en puestos tecnológicos también aumentará, aunque la tendencia es que sea alrededor de un 8% inferior a la cuota total de mujeres en las plantillas.



También observamos que el número de mujeres en las primeras ocho empresas tecnológicas (Apple, Microsoft, Alphabet Inc, Amazon, Meta, etc.) ha crecido un 238% más rápido que el de hombres. De hecho, tres mujeres de estas empresas se encuentran entre las 15 más poderosas del sector tecnológico (clasificación de Forbes): Sheryl Sandberg, jefa de Operaciones de Facebook, Meg Whitman, consejera delegada de HP (14ª) y Susan Wojciki, consejera delegada de YouTube (15ª). 

Pero si hay algo que resulta particularmente reconfortante es que en esta clasificación encontramos también empresas como Girls Who Code, fundada por Reshman Saujani, cuyo objetivo es empoderar a las mujeres a través de la tecnología, y GoldieBox, fundada por Debbie Sterling para promocionar juguetes de ingeniería y construcción para niñas. Este tipo de innovaciones resultan especialmente positivas en un momento en el que luchar contra la brecha de género es absolutamente fundamental. 

Acabar con las diferencias entre sexos en el mundo tecnológico es importante, pero siguen existiendo muchos otros obstáculos. Los mejores métodos para animar a las mujeres a formar parte del sector tecnológico son, indudablemente, la información y la orientación profesional. 

Animar a las mujeres a formar parte del sector tecnológico

Acerca del autor

Notas de Prensa

Equipo de trabajo y contenidos del weblog de tecnología móvil e Internet desde Caracas - Venezuela

Ver todos los artículos