El comercio online en Venezuela durante la crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus, como ha sucedido en casi todos los países del mundo, ha provocado el confinamiento de la sociedad venezolana y una inmediata ralentización de su economía. El miedo al contagio de la COVID-19 ha desembocado en que los habitantes del país hayan tenido que enfrentarse a la brecha digital. Y es que, durante estos meses, el teletrabajo y el comercio online se han convertido en los principales recursos de las empresas y se los consumidores en general.

El impacto del coronavirus en Venezuela

Venezuela, afortunadamente, ha sido uno de los países latinoamericanos menos afectados por la pandemia de COVID-19. En concreto, ha sumado hasta la fecha poco más de 600 contagios y un total de 10 fallecidos. Cifras muy escasas si se consideran otros países del continente con mayor dependencia del turismo como puede ser, por ejemplo, la República Dominicana.

Sin embargo, para prevenir la expansión del virus, las autoridades venezolanas promulgaron la obligación de permanecer confinados. Una decisión lógica si se tiene en cuenta la catástrofe sanitaria que la enfermedad ha provocado, por ejemplo, en los Estados Unidos o en los más importantes países europeos, con España, Italia, Francia y Reino Unido a la cabeza.

Esto ha obligado a muchos venezolanos a empezar a familiarizarse con el entorno online y con el comercio electrónico. Por ejemplo, según datos aportados por Mercado Libre, principal referencia en materia de e-commerce dentro de Sudamérica, se han registrado 1,7 millones de nuevos compradores digitales en la región y se han alcanzado cifras de 1,1 millones de entregas diarias.

El crecimiento del sector online en Venezuela durante la crisis sanitaria

El incremento en la compra de productos de primera necesidad, es decir, de comida y bebida en supermercados y farmacias, ha sido brutal. En concreto, solo en el mes de marzo, se registraron casi 50 millones de operaciones de este tipo, un 33 % más que en el mismo período del año anterior.

Esto ha obligado a los principales comercios del país a enfocar sus estrategias al negocio online. Al igual que cada vez son más importantes las estrategias SEO en el sector de los casinos que operan a través de Internet, los demás comercios también han tenido que adaptarse a las nuevas directrices del marketing de contenidos para llegar a sus clientes potenciales antes que su competencia.

Esto, aunque haya sido obligado por las circunstancias, puede obligar a las empresas venezolanas e internacionales que operan allí a dar un salto hacia el comercio electrónico y, con ello, reducir esa brecha digital que el país sufre respecto a sus vecinos dentro del continente. En muchos de ellos, el comercio online es una alternativa en constante crecimiento.

En definitiva, siempre hay que tratar de sacar lecturas positivas de situaciones como esta, aunque sea difícil Una de ellas puede ser que, cuando las restricciones desaparezcan y la COVID-19 sea vencida de una vez por todas, la sociedad venezolana podrá tener un mayor acceso a la compra de productos a través de Internet.

Artículo de Aliados Comerciales

Acerca del autor

Aliados Comerciales

Ver todos los artículos